“Entrevista sobre Sancho III el Mayor”

134

¿Qué papel jugó Sancho III, en la historia del reino de Navarra? ¿Qué importancia tiene en la extensa historia del Pueblo Vasco?

Hace tiempo que me hago esta pregunta. Creo que el papel que realmente jugó Sancho III en la historia de Navarra ha sido distorsionado y a la vez magnificado, pero más desde la historiografía castellano-leonesa y española que desde la historiografía navarra. La necesidad a posteriori de justificar políticas expansionistas, precisamente contra Navarra, llevadas a cabo fundamentalmente por Castilla y en menor medida por la Corona de Aragón, les llevaron a confeccionar el mito de su testamento, y a resaltar una supuesta sucesión política de Sancho llamado más tarde el Mayor. Su aportación personal a la historia del Reino de Navarra no es muy superior a la de muchos de sus antecesores y sucesores: Eneko Aritza, Sancho Garcés I, Sancho Garcés II “Abarca”, García el de Nájera, Sancho el de Peñalén, Sancho Ramírez, Alfonso I, Sancho VI, Carlos II o Enrique II. Repito en la larga línea de 34 reyes propios desde el año 824 hasta el año 1610 no resalta en la practica tanto como la interesada historiografia española pretende. Y por tanto en la historia política del pueblo vasco de los últimos dos mil años su importancia radica fundamentalmente en haber contribuido a la consolidación del Estado europeo de los vascos durante sus treinta años de reinado.

¿Existía entonces la conciencia a la pertenencia de un pueblo?

Con anterioridad a la llamada Edad Moderna tenemos que hablar más de horizontes del mundo local. Así para los vascones del siglo X y comienzos del XI, existían ellos en el centro, al norte los francos y al sur los musulmanes. Sin que todavía fuese muy determinante la religión. La documentación interna tanto civil como eclesiástica refleja conceptos que hacen referencia nacional, a la propia conciencia de pertenencia diferenciada, como patria, pueblo o reino. El mapamundi vascón de Saint-Sever plasma en tiempos de Sancho III la concepción de diversidad de los pueblos del mundo entonces conocido entre los que se halla Vasconia. Tanto los francos como los musulmanes atestiguan esa realidad política diferente de los vascones. El propio calificativo dado por un historiador musulmán contemporáneo de Sancho III, de “Rey de los vascones”, no deja duda sobre las dos realidades, el pueblo vascón y su reino o estado independiente.

¿Qué dirías sobre la polémica política surgida en torno a si el rey era “vasco” o “hispano”?

Esta polémica es una clara consecuencia de la burda manipulación de este personaje igual que toda la historia de Navarra por la historiografia española.

Sancho III jamás se intituló rey hispano, no existe ni un solo documento auténtico que así lo mencione. Por el contrario sí que consta con toda naturalidad que era el soberano del Reino de Pamplona, que reinó en toda Vasconia y que los musulmanes lo llamaban rey de los vascones. Esa es la realidad.