Mikel Laboa, navarro libre

231

Soy navarro de Pasajes de San Juan, a donde fue mi antepasado, que era carpintero, para desarrollar su oficio, haciendo y reparando naves. Durante  generaciones vivieron en Pasajes construyendo los barcos de Navarra, que llevaron sus perfectas obras de carpintería naval a todos los océanos. Nosotros siempre supimos que éramos navarros. Los Laboa procedían del caserío Laboa, en el Valle de Lizoain, cercano a Urroz Villa; en el centro de los Valles de Egües, Arriasgoiti, Unziti e Izagaondoa. Fue la inesperada llamada de Mikel Laboa, como es fácil de imaginar, una gratísima sorpresa, por la que le expresé mi más vivo agradecimiento.

La familia desciende de los alrededores de Urroz Villa, allí existe un caserío que se llama Laboa, de donde procede el apellido. Laboa junto con Beortegi, Janariz, Lerruz, Ozkariz, Urrizelki, Zalba, Zunzarren, Iloz, Leiun, Mendioroz, Uroz, Ielz, Zaldaiz forman el Valle de Lizoain, al igual que la localidad que lleva el nombre del Valle. Aunque con la concentración parcelaria se ha desfigurado el paisaje de Laboa, al igual que innecesariamente ha acaecido con muchos elementos del patrimonio monumental.

Sin duda los Laboa, antes de trasladarse a la Navarra marítima, levantaron las grandes construcciones de la comarca, entre otras,  el castillo de Legin, ahora en ruinas, así como la imponente torre que alzaron los vecinos de Urroz para su iglesia fortaleza. Esa pasión instintiva por los trabajos bien hechos, puede ser una herencia del afán de sus antepasados artesanos por la perfección. Esta actitud la practicó en toda su obra artística y musical hasta niveles inalcanzables. A la vez que se condujo independiente en su desplazamiento vital.

Tras la conquista del país por los castellanos, los Laboa, como los Oteiza, buscaron la libertad en el mar. Él nos hace la despedida en vísperas del Día del euskera y de Navarra. Nafarroa osoako gure txoriñua. Libre no servil, al igual que Campión y Jimeno Jurio. Día de Navarra, no por un Santo, sino por el símbolo de una familia agramontesa y euskaldun, represaliada y perseguida.

Mikel Laboa es la voz euskaldun de los ciudadanos navarros libres, utilizando la verdadera denominación de esta nación, que también quiere y necesita además de recuperar el euskera volver a ser libre y soberana en el concierto de las naciones.

Tomás Urzainqui Mina