Por una Navarra democrática

108

Este llamamiento democrático no lo van a querer firmar los que obvian  la existencia de un conflicto político, los que sostienen que España es una nación única e indivisible, o una “nación de naciones”, los que dicen que el castellano no se ha superpuesto al euskera y a otros romances de forma coactiva, los que no dan trascendencia a las sucesivas conquistas militares de Castilla sobre Navarra y otras naciones peninsulares, los que ocultan el monopolio y la metamorfosis de Castilla sobre la mayor parte de la península llamada España, salvo Portugal, Andorra y Gibraltar, los que imponen una Constitución subdemocrática española a los navarros y a otros…

Los que lo suscribimos partimos de la base de la existencia real de la dominación del Estado español sobre la nación Estado de Navarra, culturalmente Euskal Herria, que está en el origen de la mayor parte de los problemas que padece nuestra sociedad hasta los más pequeños, debido a la privación de la soberanía colectiva y de cada ciudadano, por lo que los derechos humanos y las libertades civiles no se hallan respetadas ni garantizadas. Es un conflicto internacional, entre una nación dominante y otra dominada. No es solamente un problema interno de España.

Pedimos a la sociedad de las otras naciones dominadas, especialmente a los Países Catalanes y Galicia, que planteen a España de forma expresa su postura contraria a la dominación nacional y no la admitan bajo ninguna de sus formas, ya que en la Europa Central y del Este prácticamente la totalidad de las naciones dominadas han visto reconocida su independencia, su libertad y su Estado, solo quedan media docena de naciones dominadas en el occidente europeo.