El engaño del esencialismo “foral”

127

La excusa del cuestionamiento desde posiciones cercanas a partidos del ámbito del Estado español contra el llamado “Régimen Foral de Navarra”, la emplea Juan Cruz Alli Aranguren para publicar un artículo de prensa que está dirigido en la práctica sobre todo a justificar el citado “Régimen” ante los ciudadanos navarros con razonamientos que pretende sean políticos, cuando en realidad esconden una situación perversa, camuflándola con presupuestos únicamente esencialistas. Es precisamente ese ocultamiento lo que me empuja a plasmar estas consideraciones.

Las cifras que cita son apabullantes por lo abultadas. El cupo limpio de polvo y paja que entrega Navarra al Estado español, según Alli, fue “el año 2001 nada menos que 361 millones de euros”. Este donativo se incrementa todavía con partes del IVA y de los impuestos de carburantes que se queda el Estado y mucho más con la Tesorería de la Seguridad Social …

Pero esas cantidades astronómicas a Juan Cruz Alli no le dicen nada, sólo las justifica en que este “régimen foral” es “responsable, respetuoso y solidario”, argumentos aparentamente políticos pero que encierran el esencialismo de tal expolio.

Cómo se puede detraer a una sociedad ya sea la navarra, la canadiense, o la alemana, el 25% de su riqueza sin que ésta no pueda ni pestañear. En que fundamentos que no sean intangiles arcano, esencias inaccesibles,

La solidaridad requiere la previa voluntariedad

Es muy esclarecedor que un responsable gubernativo al máximo nivel justifique el sistema político imperante en Navarra en base a un cupo desorbitado y que por ello es responsable, respetuoso y solidario, pero no con la sociedad navarra, que sería lo cuerdo y justo, sino con un Estado español que se lleva nuestros recursos y no aporta nada.

 

– el dogal de la Comunidad foral y los Convenios

– el expolio donativo y fiscal

– ¿legitimación?

  • “Régimen foral”
  • Voluntad y participación de la sociedad navarra
  • “arreglo foral” 1841 hay temas desfasados y obsoletos
    • fronteras
    • hacienda pública
    • ejército

– ¿Qué le obliga a la sociedad navarra con este régimen?

– ¿Cuál es el asentimiento social al Régimen Foral?

– ¿Qué beneficios obtiene la sociedad navarra del mismo?

– ¿Quién paga el cupo?

– ¿Qué solidaridad tienen los demás con Navarra?

– ¿Qué participación tiene Navarra en la toma de decisiones?

– ¿Se tiene que quedar muda y quieta mientras la desvalijan?

Si en 1841 el Estado español impuso a Navarra de forma unilateral tres cargas: a) las fronteras estatales en los Pirineos ciento cincuenta años antes de que fueran luego suprimidas esas mismas aduanas b) El donativo anual para “los gastos del Estado” y c) el cupo de soldados para el Ejército. Esta es la base objetiva del Régimen Foral para lo cual hibernaron las instituciones del Estado navarro por la fuerza.

Desparecidas las tres razones de la imposición de 1841, por los logros actuales de la Unión europea: unidad aduanera, monetaria y …………… servicio militar obligatorio. Ya no queda nada, pues la “unidad constitucional” no pasa de ser una completa entelequia.

No es la “cuestión nacional” es la “sociedad soberana” “la lealtad a la nación no lo es a un conjunto de valores trascendentes, sino a sus gentes, al pueblo (a la sociedad), sea el que sea, piense como piense”, según Salvador Cardús i Ros.