ezpala

    261

    El vasquismo, movimiento lingüístico-cultural, nació en gran medida del seno del patriotismo navarro, a lo largo del siglo XIX, sobre todo entre los que fueron los euskaros y la Asociación Euskara. Fue más tarde, a partir de 1894, que Sabino Arana disoció el vasquismo del patriotismo navarro. Ya es hora de no continuar en el mismo error, sino todo lo contrario, hay que potenciar el conjunto inseparable del vasquismo patriótico navarro. No se puede regalar la defensa del euskara al autonomismo  neoaranista, ni ceder el acervo navarro al regionalismo de UPN.