Presentación Congreso en Villava-Atarrabia

80

Este es el Congreso que un grupo de historiadores navarros hemos estado preparando desde hace por lo menos tres años. Durante este tiempo se ha participado en reuniones y encuentros científicos y se ha trabajado en la creación de la Asociación Xavier Mina de Estudios Históricos de Navarra, constatando que hasta ahora se había venido tratando el tema de la conquista de forma parcial, sesgada y descontextualizada, ignorando la Reforma europea.  Como en el Congreso, organizado por el Ejecutivo foral el año pasado, donde pretendían quitar hierro a la conquista e intentaban justificarla.

           La celebración de este Congreso Internacional de “La conquista de Navarra y la Reforma Europea del siglo XVI, 1512-1610”, ante todo, supone que, por primera vez, se va ha tener la oportunidad de estudiar la conquista de Navarra realmente en su contexto, en el marco de la gigantesca mutación que sacudió Europa a lo largo del siglo XVI. La conquista de Navarra se produjo en plena Edad Moderna, cuando ya estaban iniciados los enfrentamientos que caracterizan este periodo, entre los poderes europeos en torno a una corrupta Santa Sede, que era acompañada sobre todo por las ambiciones hegemonistas de las monarquías “católica”, la española, y “cristianísima”, la francesa.

          El descontento social, eclesiástico y económico era cada vez  generalizado en gran parte de Europa. El Concilio de Pisa de 1511, de cuyos cardenales convocantes algunos eran españoles, pretendió acabar con los abusos del Papa Julio II. Fernando el Católico, que no fue del todo ajeno a la convocatoria del citado Concilio, se aprovechó de la coyuntura cambiando para ello de postura y dando de forma interesada su apoyo al Papa, pero advirtiéndole que no lo hacía gratis, para lo que tejió una maquiavélica trama cuyo principal objetivo fue hacerse con Navarra. Para ello, mintió al Papa que le proporcionó las bulas a posteriori, a los dirigentes de Francia, Alemania, Venecia, Castilla, Aragón, Inglaterra y, como no a la propia  víctima, a Navarra.

             Esta convulsa época -que le cogió de lleno a Navarra- alumbrará el pensamiento político, la sociedad, la economía, la geopolítica, las relaciones internacionales y la cultura, en suma el Mundo Moderno. De ahí que en el Congreso se trata el tema desde cuatro tiempos: histórico-jurídico, bélico, el pensamiento y la cultura. Se puede anunciar que este Congreso iluminará el papel de Navarra como actora de primera línea en el escenario europeo, ya que estuvo presente en el largo e intenso conflicto desarrollado alrededor de la Reforma europea. A resultas del cual la independencia y la libertad de Navarra fueron víctimas de la contrarreforma católica y de la hegemonía española que se apoyaba en aquella. Es decir, hace tiempo que las citadas causas ya perdieron el escaso valor justificativo que tuvieron en la conquista y a pesar de ello todavía hay quienes pretender mantener sus efectos.